Saltar al contenido

Cómo elegir la trona adecuada

Unirse al resto de la familia en la mesa a la hora de las comidas es un paso importante para su pequeño. Es posible que su bebé aún no domine el arte de llevar la comida del plato a la boca (¡toallitas húmedas listas!), pero les encantará estar a la altura de sus ojos y tener su propia comida para comer.

Cómo elegir la trona adecuada

Su bebé está listo para una trona una vez que pueda sentarse con confianza y sin apoyo. Esto variará dependiendo del niño, pero generalmente es alrededor de los seis meses. Una vez que empiezan, usarán una trona hasta que pasen a un  elevador o una silla alta que será alrededor de los dos o tres años de edad, por lo que es importante que la trona esté bien colocada desde el principio. Si bien su bebé es la estrella del espectáculo, asegúrese de que su nueva trona también se adapte a su estilo de vida. Para hacer las cosas más fáciles, es una buena idea invertir en más de una silla durante los primeros años de vida de su hijo. Después de todo, aunque te guste mucho tu trona de casa, probablemente no querrás llevarla contigo durante las vacaciones. Esto es lo que debes tener en cuenta al comprar su primera trona.

Fácil de limpiar

La comida para bebés tiene el hábito de llegar a todas partes, ¿no? Invertir en una trona que se limpie rápidamente ayuda a que las comidas sean divertidas para usted y para su pequeño. Las bandejas extraíbles o los insertos extraíbles son una verdadera ventaja, ya que pueden introducirse directamente en el lavavajillas, mientras que los bordes redondeados y los diseños más sencillos ahorran en el fregado. La adición de una alfombrilla contra salpicaduras también le ayuda a proteger su suelo.

Prácticas y ligeras

Si no dispone de mucho espacio o se desplaza con frecuencia, las sillas plegables ligeras o las tronas compactas son su nuevo mejor amigo. Muchas tienen un mecanismo fácil de plegar, por lo que puede ahorrar tiempo al plegarla después de cada comida y guardarla en el coche en cuestión de segundos. Estas tronas tienen una excelente relación calidad-precio y muchas tienen una opción de cojín acolchado para mayor comodidad.

Multitarea

Las tronas multifuncionales son la solución perfecta si lo que busca es un verdadero todoterreno. Las diferentes posiciones de altura permiten que puedas alimentar a tu bebé a la altura adecuada para ti, mientras que las opciones de reposapiés y reclinables lo mantienen más cómodo. Muchas sillas también cuentan con bandejas y asientos ajustables, para que pueda cambiar las cosas a medida que su hijo crezca.

Espacio para crecer

Para que una trona dure desde su primera comida hasta su primer día en la escuela, necesita una trona convertible,sin duda una de las mejores opciones. Diseñadas para transformarse mágicamente de una trona a un asiento o silla para niños pequeños, estas se pueden utilizar desde los primeros meses hasta la infancia. Algunas incluirán un arnés de seguridad, vale la pena comprar uno aparte si la trona no lo lleva de serie.

Empaquetable, apilable y práctica

Por muy divertido que sea jugar a «cazar la trona» en un restaurante, las tronas portátiles hacen que viajar con un niño pequeño sea mucho más fácil. Aunque no sustituyen a una trona estándar, éstas se guardan para que pueda llevarlas a cualquier parte. Revise las instrucciones del fabricante para asegurarse de que su silla se ajuste al peso de su bebé.

No todos los asientos portátiles son iguales; normalmente usted estará eligiendo entre un elevador, un asiento de soporte con forma o un modelo de abrazadera o de gancho.

  • Los asientos elevadores se adhieren a una silla de comedor estándar, lo que le da a su hijo una altura extra para que pueda reunirse con usted en la mesa. Los diseños de tejido suave y plegable son muy fáciles de transportar, mientras que las bandejas extraíbles permiten una mayor libertad a la hora de la alimentación.
  • Las tronas de apoyo con forma son ideales para los bebés más pequeños. Estos están diseñados para ser utilizados en el suelo, pero algunos también se adhieren a una silla para adultos.
  • Las tronas con gancho o con abrazadera que se sujetan a los tableros de las mesas ahorran mucho espacio, mientras permiten que su pequeño coma a la misma altura que los demás. Generalmente vienen con su propia bolsa de transporte, lo que los hace súper compactos.

La seguridad primero

Antes de tomar una decisión final, asegúrese de que su trona cumpla con las normas de seguridad vigentes. He aquí algunas otras cosas a tener en cuenta para asegurarse de que la trona esté bien asentada:

  • Asegúrese de vigilar a su pequeño cada vez que esté en su trona.
  • Utilice siempre un arnés de seguridad aprobado con entrepierna, cintura y tirantes. Estos se pueden comprar por separado si no se suministran con la silla.
  • Compruebe que su trona esté bien colocada y sea estable cada vez que la utilice.
  • Utilice su trona sólo en un suelo plano, limpio y sin juguetes.
  • Asegúrese de que su trona esté ubicada de forma segura lejos de cualquier peligro potencial.
  • Tenga cuidado al subir y bajar a su hijo de la trona y tenga cuidado con los dedos al colocar las bandejas